Objetivo  

Analizar las condiciones laborales del mercado transfronterizo utilizando la estadística generada por la Encuesta EMIF Sur y especialmente mediante estudios de caso de unidades económicas seleccionadas. El panorama se complementa con entrevistas a la población guatemalteca, con una representación cualitativa por sectores económicos, actividades principales, género y grupos de edad.

Antecedentes y justificación

La población nacida en Guatemala constituye el segundo mayor grupo de migrantes en México (después de los estadounidenses), unas 32 mil personas en todo el país (Censo 2010) de las cuales el 65% se concentra en el estado de Chiapas. Chiapas, estado del sur que comparte mayor frontera con Guatemala (más de 800 kms), es la entidad de México que más rezagos sociales presenta, pues casi 80% de su población se encuentra en condiciones de pobreza, mientras que 32% se encuentra en pobreza extrema. El 82% de la población chiapaneca carece de seguridad social; 43% carece de acceso a servicios de salud y 30% declara que padece hambre. Por todo ello, Chiapas es expulsora neta de población. Entre 2005 y 2010 salieron del estado 105,858 personas a radicar a otra entidad en México o al extranjero, abonando a una perdida absoluta de 55,287 pobladores en dicho quinquenio, es decir, 1.15% de su población. Este es otro factor de atracción de mano de obra Guatemalteca en Chiapas.

La población de origen guatemalteco en Chiapas ha aumentado en los últimos años, y en su mayoría se concentra en ciertos grupos educacionales, en ocupaciones específicas y en determinadas industrias. De acuerdo con cifras de los Censos de 2000 y 2010, la población proveniente de Guatemala en Chiapas pasó de 16,160 personas en el año 2000 a 20,998 en el año 2010, lo que representa un aumento de 30%. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) también registra un incremento en la población de origen guatemalteco en Chiapas.

Una combinación de factores puede estar detrás del incremento de la población guatemalteca en Chiapas. Por un lado, a partir de 2008 Chiapas empezó a fortalecer su política social para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio: pasó de una política social de corte asistencialista a otra de reconocimiento de la multidimensionalidad de la pobreza, lo que ha repercutido en una mejora de los indicadores de pobreza. Asimismo, la economía chiapaneca ha crecido de manera vigorosa en los últimos cinco años, lo que seguramente generó oportunidades económicas importantes para los pobladores. Sin embargo, de acuerdo a la ENOE, en Chiapas los salarios reales han permanecido más o menos estables en el periodo 2005–2015, con una ligera tendencia al alza. Así, es posible que este panorama económico y social de Chiapas haya atraído a la población proveniente de los departamentos fronterizos de Guatemala.

En contraparte, la pobreza en Guatemala ha crecido de manera significativa, a pesar del buen desempeño macroeconómico del país. De acuerdo con el Banco Mundial, la población en pobreza en Guatemala pasó de 51% en 2006 a 59.3% en 2014.

Cabe resaltar que el porcentaje de población de origen guatemalteco en Chiapas resulta bastante bajo cuando se le compara con los porcentajes de población extranjera, procedente de un determinado país, en países desarrollados.        

Los guatemaltecos en Chiapas se caracterizan por su bajo nivel educativo y por su corta edad con respecto al resto de los habitantes. Asimismo, destacan por sus bajos salarios y por el alto número de horas trabajadas en promedio a la semana. Los guatemaltecos en Chiapas presentan una edad promedio de 32.3 años, mientras que los no guatemaltecos presentan una edad promedio de 36.4 años. El nivel de escolaridad acumulada de los guatemaltecos es significativamente menor que la de los no guatemaltecos: mientras que los primeros estudiaron menos de 4 años, los no guatemaltecos prácticamente alcanzan los 8 años de escolaridad. El porcentaje de hombres guatemaltecos en Chiapas es también menor que el porcentaje de hombres no guatemaltecos en Chiapas, por lo que se puede decir que son poblaciones completamente diferentes.

Con respecto a sus características laborales, los guatemaltecos en Chiapas trabajan 58 horas a la semana en promedio, en contraste con las 50 horas trabajadas por los no guatemaltecos. El ingreso promedio mensual de los guatemaltecos alcanza 2,780 pesos, mientras que el de los no guatemaltecos asciende a 3,900 pesos. Claramente los guatemaltecos experimentan condiciones de trabajo más desfavorables que los no guatemaltecos.

Sin embargo, más allá de estas cifras a nivel macro derivadas del censo de población y distintas encuestas socioeconómicas, es necesario profundizar en las causas de dicha vulnerabilidad, y en los “por qués” detrás de la migración transfronteriza de guatemaltecos en la frontera sur. Las cifras reportadas están basadas en unidades domésticas establecidas en México de manera permanente. Por tanto ignoran otro tipo de asentamientos temporales, jornaleros que no residen en un hogar sino en las explotaciones donde laboran, población temporal y estacional, “commuters fronterizos” que cruzan la frontera de lunes a viernes o diariamente, etc. Es por tanto primordial realizar trabajo de campo cualitativo en las principales zonas de empleo transfronterizo de Guatemaltecos en México, para poder conocer las características, problemáticas y factores de vulnerabilidad de esta creciente población binacional en la frontera sur de México.

Objetivos

  1. Establecer un diagnóstico detallado de las condiciones del mercado laboral transfronterizo México- Guatemala

  2. Analizar los principales factores de vulnerabilidad por tipo de trabajadores transfronterizos

  3. Proponer acciones de política pública para reducir la vulnerabilidad y mejorar las  condiciones laborales de los migrantes transfronterizos Guatemala-México

Actividades

  1. Análisis de la literatura y fuentes de datos acerca de la migración laboral transfronteriza. Identificar principales fuentes y bases de datos y sintetizar los principales patrones y tendencias

  2. Analizar la base de datos EMIF-SUR sobre aspectos de situación laboral y vulnerabilidad de trabajadores transfronterizos Guatemaltecos en México, en particular en el estado de Chiapas.

  3. Propuesta de nuevas preguntas y retroalimentación general en el ámbito laboral para el futuro rediseño de la encuesta EMIF-SUR

  4. Trabajo de campo mediante observación de centros de trabajo, lugares de cruce fronterizo y realización de entrevistas en profundidad a población Guatemalteca que labora en México en diversos puntos fronterizos de los Estados de Chiapas y Tabasco

  5. Análisis de la evidencia cuantitativa recolectada mediante análisis cualitativo de textos en el software Nvivo y metodología de teoría fundamentada (grounded theory)

  6. Generar una tipología y caracterización de los trabajadores transfronterizos Guatemala-México, partiendo de las estadísticas y evidencia cualitativa disponible

  7. Generación de productos de investigación y divulgación. Actividades de divulgación.